Estudio de caso de traducción de un sitio web: King Charles Hotel

La traducción de sitios web es uno de los principales servicios que ofrecemos. Muchos de nuestros clientes necesitan traducir sus sitios web para promocionarse internacionalmente. betterlanguages ofrece servicios tanto a pymes como a clientes más grandes. El trabajo que realizamos para el hotel King Charles, en Gillingham, Kent (Inglaterra) constituye un buen ejemplo de un pequeño proyecto de traducción de un sitio web. El cliente contaba con un sitio web para el Reino Unido y quería crear sitios web más pequeños para atraer a clientes de países europeos vecinos. Hablamos sobre las ventajas de tener un sitio web para cada idioma albergado en un servidor del país correspondiente frente a las de un único sitio web en el Reino Unido. El cliente se decidió por una mezcla de las posibilidades y nos pidió que tradujésemos algunas páginas clave en alemán, flamenco y francés.
A menudo nos contactan clientes que quieren que traduzcamos todo su sitio web. Si bien no tendríamos ningún problema en hacerlo, muchas veces es mejor pensar bien cuáles son los mensajes clave que se quieren transmitir. Una reducción del contenido permitirá ahorros en los costes de traducción y en el tiempo que llevará al programador crear las nuevas páginas. Al observar el sitio web del hotel King Charles se puede ver que hay más páginas en inglés que en otros idiomas. El cliente quiso que fuese así ya que, por ejemplo, la página de eventos especiales no es relevante para los visitantes extranjeros, así que ¿para qué incluirla?
Este tipo de enfoque también se puede adoptar en sitios web de comercio electrónico. Cuando un cliente quiere realizar ventas internacionales es posible que para ciertos mercados la gama de productos sea diferente, o tal vez quiera ofrecer información específica para cada país, por ejemplo, información sobre los distribuidores.
En el caso del hotel King Charles no fue necesario realizar una labor importante de optimización para motores de búsqueda ya que los clientes potenciales realizarían la búsqueda por el nombre del lugar. Por lo tanto, lo importante era incluir información sobre el lugar y sus alrededores, por ejemplo, sobre su proximidad a Chatham, Gillingham y Rochester.
El proceso que se siguió para las traducciones del sitio web fue el siguiente: el cliente indicó el contenido que quería traducir y nosotros le proporcionamos las traducciones en formato Word, con copias en formato PDF para que pudiese comprobar que los caracteres especiales y los acentos apareciesen de forma correcta. Una vez que las versiones traducidas del sitio web estuvieron listas, las revisamos y dimos el visto bueno. Esta es una parte realmente importante del proceso de traducción de sitios web ya que es muy fácil que se produzcan errores al codificar las páginas. Incluso en el caso de páginas procesadas a través de un sistema de gestión de contenidos es posible cometer errores al cortar y pegar el texto. Otros sitios web más complejos también pueden presentar problemas relacionados con texto oculto o con el texto alternativo, o puede que se hayan obviado ciertas partes que el cliente necesita. Podemos entregar traducciones de textos cortos rápidamente, pero es importante tener en cuenta este tipo de situaciones al planificar el calendario de trabajo y dejar suficiente tiempo para las correcciones y los cambios.